El Embajador de la vergüenza

Yak 42
Ayer se confirmaba, otra vez por si las anteriores no habían sido suficientes, que el actual embajador de España en Reino Unido y anterior ministro de defensa Federico Trillo-Figueroa y Martínez-Conde lleva jugando con el dolor y el sufrimiento de las victimas del accidente aéreo del Yak-42 desde el mismo día del accidente allá por mayo de 2003. Y no es lo malo constatar que el avión no debería haber despegado nunca, que ya lo sabíamos. Tampoco lo es el saber que se usó dinero negro del PP para pagar abogados defensores. O que mintió descaradamente a las familias con las identificaciones para tapar cuanto antes el asunto. Lo peor sin ningún tipo de duda es que esta “persona” sea actualmente el más alto representante de nuestro país en Reino Unido.
Es vergonzoso que una persona sin honor, que además ha demostrado una actitud chulesca y prepotente con todos aquellos que han cuestionado su labor durante todo el proceso de investigación esté a día de hoy al frente de una de las embajadas más importantes de nuestro país.
No estoy seguro, pero supongo que a estas alturas todos los partidos a excepción del PP habrán pedido la dimisión de Trillo y/o comparecencias de ministros para dar explicaciones. Pero sería de ilusos creer que si en estos casi catorce años Trillo ha salido airoso ahora vaya a pagar parte de su responsabilidad por un informe que no es vinculante. Espero equivocarme y que esta vez Trillo caiga para siempre en desgracia por ser directamente responsable de las 62 muertes del accidente, pero mucho me temo que solo nos va a quedar la esperanza de que los fantasmas de los muertos no le dejen dormir por las noches.
Fuente de la fotografía: elperiodico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *